Ayer en medio de mucha polémica se jugó el compromiso entre Barcelona de Guayaquil, aún en conocimiento de que había siete jugadores contagiados de coronavirus en el equipo brasilero, además de que el volcán Sangay produjo una lluvia de cenizas que afectó a la ciudad.

Finalmente el compromiso se jugó, con la directriz de que Flamengo debía inmediatamente tomar su vuelo directo a Río de Janeiro y Barcelona debía entrar en aislamiento en su concentración.

Publicidad

‘O Mengao’ se practicó las pruebas de Covid-19 al momento de arribar a Brasil y en total fueron 13 casos positivos, entre los que diez eran futbolistas y tres eran parte del staff, más de los casos positivos que se tenían registrados antes del compromiso que fue victoria brasilera 1-2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here