El defensor central, campeón de Libertadores con Atlético Nacional en 2016 tuvo una charla abierta con un grupo de jóvenes en un evento organizado por el Tottenham en pro de la historia de la raza negra , donde contó experiencias de su infancia y adversidades que tuvo que superar en su natal Caloto, Cauca.

Davinson contó que comenzó a jugar fútbol desde los seis años, edad en la que su padre lo llevaba a los entrenamientos para los que tenían que tomar dos buses de ida y dos de regreso y así cansado, debía llegar a hacer las tareas escolares en la noche y a veces se quedaba dormido sobre la mesa. A los diez años, en vista de que salía muy costoso pagar doble tiquete de bus, comenzó a viajar solo pese a los peligroso que pudiera resultar. «Vi muchas cosas malas como drogas o gente robando cosas»

Publicidad

«Conocí amigos que tomaron lo que yo llamo el camino fácil y algunos de ellos están ahora muertos o en la cárcel, porque estaban involucrados en cosas malas.»

«Pero también tengo muchos amigos del colegio que tomaron el camino correcto, tienen buenos trabajos y son buenos padres, hermanos e hijos»

Davinson no se olvida de sus orígenes y hoy que la vida le sonríe a sus 24 años tiene una fundación en su municipio con la que vela por la alimentación de 600 niños. El ex ‘verdolaga’ dejó claro: «Para mi nunca fue una opción el camino fácil».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here