Este miércoles volvió a la acción la Premier League. Aston Villa y Sheffield United abrieron la reapertura de la liga más competitiva del fútbol mundial y el resultado no fue precisamente lo que más llamó la atención.

El hecho que causó polémica fue que la tecnología, tanto el VAR como el sensor que avisa al árbitro si el balón entró, no funcionó con una anotación de Sheffield United.

Publicidad

La empresa que maneja la tecnología del «ojo de halcón» admitió el error y se disculpó por ello: «Las siete cámaras colocadas alrededor del campo fueron significativamente tapadas por el arquero, el defensor y el palo. El nivel de oclusión nunca se había visto en más de 9.000 partidos en los que estuvo presente esta tecnología. El ojo de halcón pide perdón a la Premier League, al Sheffield United y a todos los perjudicados por este incidente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here