El Sevilla que conduce el polémico Julen Lopetegui venció 3-2 al Inter de Milán en la final de la Europa League y se coronó campeón en el estadio Rhein Energie de Colonia en Alemania.

El marcador se abrió rápido desde el punto penal a favor al minuto 5 que Romelu Lukaku ejecutó luego de él mismo haber sufrido una aparatosa entrada del brasileño Diego Carlos que vio la cartulina amarilla.

Publicidad

Sin mucho tiempo para lamentarse el Sevilla tomó las riendas del compromiso y en una buena juega colectiva, el capitán Jesús Navas encontró en un gran centro al neerlandés Luke De Jong que de cabeza empató las cosas al minuto 12.

Los españoles se impusieron en el juego y sería en el minuto 33 cuando en una buena pelota quieta, cobrada por el argentino que jugaba su último partido con el club Ever Banega, otra vez De Jong impactaría de cabeza para adelantar a los sevillanos.

El Inter volvió a la carga con más ganas que fútbol y rápidamente a en un balón filtrado para Lukaku, Diego Carlos volvió a perder en el juego físico y le cometió una falta que fue bien ejecutada por Brozovic poniéndola en la cabeza del ‘faraón’ Diego Godín para igualar al minuto 35 una frenética final que se iría así al entretiempo.

La segunda parte comenzó con intensidad, pero tomaron precauciones e inclusive por momentos dieron la sensación de que era inminente el alargue, gran espectáculo, una final para la historia.

No se hicieron daño hasta una jugada que no cabía ni en los sueños del mismo Diego Carlos cuando en un tiro libre ofensivo otra vez ejecutado por Banega, la segunda pelota se elevó por el cielo teutón y bajó para que el brasileño, que llevaba un compromiso para el olvido hasta el momento, impactara de chilena con un pequeño desvío de Romelu Lukaku, el que le había hecho la noche imposible le devolvió la gloria y le dio dirección de gol a esa pelota en el minuto 74.

Rápidamente Antonio Conte trató de enviar jugadores revulsivos al campo como Alexis Sánchez, Eriksen, Candreva, pero ninguno de estos pudo cambiar la historia de un trofeo que como un buen gitano al ritmo del flamenco arribará al sur español por sexta vez a la casa del Sevilla que estira su ventaja como el rey europeo de este certamen en el que le sigue el Atlético de Madrid con 3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here