Miguel Monsalve es quizá la promesa más importante del fútbol antioqueño. Desde sus 4 años comenzó a jugar con niños de 7 y ya marcaba diferencia. Recuerda su gol en la final del Pony Fútbol como uno de los momentos más felices de su vida y sueña con salir campeón con el Poderoso para luego recorrer los pasos de Lionel Messi en Barcelona.

Por: Juan Camilo Villa Múnera

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here