Mariana Pajón se quedó con la plata en la final de BMX que se disputó este pasado jueves en Tokyo 2020. 

La ganadora absoluta de la competencia fue Bethany Shriever, que por una mínima diferencia venció a la colombiana quien se postulaba como una clara favorita. 

Publicidad

Sin embargo, aunque la deportista paisa debió enfrentar un choque de emociones tras la prueba, demostró su valía humana hacia la campeona con un gran gesto. 

Mientras entrevistaban a Shriever, Mariana apareció por detrás de las cámaras haciendo el número uno y señalando a su rival como un símbolo de respeto y admiración. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here