El colombiano Orlando Berrío no ha tenido suerte con las lesiones desde que está en el futbol brasilero, en dos años ha estado varios meses fuera de las canchas a causa de aquellas complicaciones, la más grave fue la rotura en los ligamentos de su rodilla, que lo alejó ocho meses de las canchas.

Recientemente venía sumando minutos en el rentado local, hasta que en el encuentro contra Chapecoense, el 6 de octubre, nuevamente debió abandonar el partido, esta vez por un esguince de tobillo que lo alejaría algunas semanas.

Publicidad

Para el encuentro de ayer, el ex Atlético Nacional ya estaba realizando trabajos de recuperación pero sufrió una nueva molestia que le impidió ponerse en óptimas condiciones competitivas, lo que finalmente dio como resultado que el cuerpo técnico no pudiera convocarlo, ahora se espera que pueda terminar su recuperación y estar disponible para la gran final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here