La situación que vive el Deportivo Cali con un sector de su hinchada es de bastante tensión, porque el equipo ha bajado su nivel futbolístico y ha sufrido golpes duros como perder el clásico con América y caer 0-3 en el partido de ida de primera fase de Sudamericana frente a Deportes Tolima.

En dos ocasiones, integrantes de la barra brava del Deportivo Cali han increpado al plantel en la concentración previa a un compromiso y en el más reciente ante Deportivo Pasto el bus donde se desplazaba la delegación ‘azucarera’ fue apedreado.

Publicidad

En la madrugada de este martes, luego del empate a un gol contra los ‘volcánicos’ la sede administrativa sufrió ataques con piedras y varios vidrios fueron quebrados por vándalos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here