Este fin de semana, Amaranto Perea no pudo utilizar a Miguel Ángel Borja en la visita a Patriotas, pues la dirigencia de Junior de Barranquilla le había dado la orden de no utilizarlo.

La intención de esta determinación era que el jugador no cumpliera con la cláusula de compra obligatoria, la cual establecía que si el jugador disputaba con el 75 % de los compromisos de la temporada, Junior debía adquirir sus derechos económicos por 4,3 millones de dólares.

Publicidad

Ante esta situación, el representante de Miguel Ángel Borja, Juan Pablo Pachón, viajó hacia Brasil para convencer a los directivos del Palmeiras de eliminar dicha cláusula de la negociación.

 «El equipo brasileño accedió a quitar la cláusula de compra obligada, que era algo que podía ser no solo dañino sino perjudicial para todas las partes, especialmente para Miguel», aseguró Pachón en El Heraldo.

Así que desde ahora, Amaranto Perea podrá utilizar a Miguel Ángel Borja sin ningún inconveniente por el resto de la temporada. Eso sí, son muy pocas las probabilidades de que el jugador continúe el otro año en la institución barranquillera.

Palmeiras espera tenerlo de vuelta para el próximo año y poder venderlo hacia el fútbol exterior. Hace algunas semanas Borja tuvo una oferta de compra del Besiktas, pero esta fue rechazada por no cumplir con los valores esperados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here