Se jugaba, no se jugaba. Se jugaba , no se jugaba, y finalmente no se jugó. Esa fue la indecisión que se manejó en Dimayor con el partido entre Atlético Nacional y Deportes Tolima, por lo que el equipo antioqueño terminó muy disgustado con la decisión final.

Si bien las directivas ‘verdolagas’ acatan la determinación de no jugar, en redes sociales expresaron su descontento por la forma en que se trató el tema y pusieron en duda el comportamiento del Deportes Tolima frente al protocolo de seguirdad.

Publicidad

Es por esto que Atlético Nacional pidió a la Comisión Verificadora que se brinde claridad en cuanto a:

1. Si el Deportes Tolima, tal como lo establece el protocolo, se realizó las Pruebas PCR el pasado lunes 14 de septiembre de 2020.

2. Que se certifique, con base en la información suministrada por el laboratorio avalado y autorizado por el Ministerio de Salud y Protección Social, que fue escogido por el Deportes Tolima, el número exacto de los integrantes del Deportes Tolima que arrojaron resultado positivo a las pruebas PCR que debían realizarse el pasado lunes 14 de septiembre de 2020. Queremos entender por qué entre la noche del miércoles 16 y la noche del jueves 17 el número de jugadores infectados pasó de 22 a 7.

3. Que se certifiquen los resultados de las pruebas PCR que la delegación del Deportes Tolima se realizó la semana anterior, previo al juego frente al Deportivo Pasto, haciendo especial énfasis en cuanto a la fecha de realización de las pruebas y si el 100% de la delegación del Deportes Tolima que viajó a la ciudad de Pasto arrojaba resultados negativos.

Para finalizar el comunicado, el equipo Verdolaga aseguró:

“Hoy no se suspende un partido de fútbol. Hoy se pone en entredicho el “protocolo” que durante varios meses se construyó conjuntamente entre el Gobierno Nacional y la Dimayor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here