Boca Juniors enfrentó el pasado sábado a San Lorenzo de Almagro. El marcador 3-0 a favor del Xeneize quedó de lado tras la polémica que desataron los jugadores del Ciclón porque Julio Buffarini tiró un centro de rabona. Los dirigidos por Jorge Almirón fueron a castigarlo con patadas por emplear un lujo del fútbol.  

Esta vez, en la misma cancha, con el mismo marcador y el mismo jugador decidió utilizar el mismo recurso técnico para mandar una pelota al área, pero esta vez no hubo reproche de parte del rival y menos una sanción de parte del árbitro.

Publicidad

Buffarini es un jugador que frecuenta el recurso de la rabona, tanto en su pasado en San Lorenzo como en Sao Paulo, el argentino intentaba mandar centros de esta manera cuando la pelota le quedaba para darle con su pierna menos hábil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here