Bayern Munich aplastó 7 – 2 a Tottenham por la segunda fecha de grupos en Champions League. Lo del club bávaro fue demoledor y lo de Serge Gnabry, contundente: marcó 4 goles.

Sin embargo, como si se tratara de un par de hermanos mayores, Sule y Javi Martínez molestaron a la estrella del partido justo después de finalizar los 90 minutos, el primero barriéndolo por detrás y el segundo pateándole el balón que se merecía a la tribuna.

Publicidad

Foto: @FCBayernES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here