Fernando Jaramillo aseguró que el reinicio de la liga masculina, que fue suspendida en la octava jornada del Torneo Apertura, es muy importante y que por ello se agendó una reunión este lunes con el Ministerio del Deporte.

La Dimayor busca que el torneo vuelta a tomar vuelo a finales de este mes pero está a la espera de la autorización del Gobierno, que tiene la última palabra.

Publicidad

Añadió que los clubes decidirán el jueves en una asamblea extraordinaria qué harán con los descensos y ascensos de esta temporada, pues algunos de los equipos que pueden bajar de categoría consideran que sería injusto que lo hicieran si solo se disputó la mitad de los partidos previstos para este año.

«Hay una propuesta en el aire para extender ese ascenso y descenso hasta junio del otro año», manifestó.

«Creo que hay un buen ambiente para que se tome una decisión que sea justa para todos», añadió.

En cuanto a la propuesta de que el campeonato se termine en una sola sede, que puede ser la céntrica región del Eje Cafetero, Jaramillo dijo que tiene sus «cosas buenas y malas».

En cuanto a lo positivo, puso «el tema de desplazamientos», que considera «se facilita muchísimo», mientras que entre lo complicado está conseguir lugares para que todos los equipos entrenen.

«La logística del fútbol no es tan sencilla, los equipos llevan sin jugar mucho tiempo», aseguró el directivo, que manifestó que hacer el torneo en una sola sede puede costar cerca de 12.000 millones de pesos (unos tres millones de dólares).

La Dimayor anunció el 13 de marzo la suspensión temporal de todas las competencias que organiza, incluidos los torneos de Primera y Segunda División y la Copa Colombia, luego de que el Gobierno declarara la emergencia sanitaria por la COVID-19.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here