El corredor colombiano del Ineos Iván Ramiro Sosa, vencedor, por tercer año consecutivo, de la etapa con final en las Lagunas de Neila, ha afirmado que conocía «muy bien la subida» y por eso sabía que «había que esperar hasta el final» para atacar a sus rivales.

«Estaba al límite pero como todos los otros corredores» ha añadido el colombiano, que tenía a su compañero de equipo Richard carapaz para «luchar hasta el final».

Publicidad

Sosa se ha mostrado «muy contento por volver a hacer espectáculo» y aunque no ha podido «conseguir el tercer título».

El colombiano ha querido agradecer «a la federación colombiana por permitir viajar y competir en Europa» así como a la organización de la Vuelta a Burgos» por los protocolos y la organización que ha habido.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here