El máximo accionista del equipo Águilas Doradas de Rionegro hizo en su cuenta personal de Twitter un recorrido por la historia de su vida y cómo empezó a forjar el sueño de tener un proyecto deportivo como el que tiene hoy.

Salazar recordó los once años que trabajó como distribuidor de cerveza para poder conseguir los recursos que le permitieran invertir en el fútbol, un deporte que tuvo que dejar por las lesiones.

Publicidad

Sin embargo lo que más llamó la atención de la historia del dirigente antioqueño es lo que proyecta a futuro y no precisamente con su club, el cual espera llevarlo al título del fútbol profesional colombiano. José Fernando Salazar expresó que sueña, si así debe ser, con escalar como grupo familiar al club Deportivo Independiente Medellín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here