La CONMEBOL y la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) resolvieron que la final prevista para el 30 de enero a partido único en Río de Janeiro en el mítico estadio Maracaná se dispute sin público.

La actual situación de la pandemia de COVID 19, todavía en expansión en Sudamérica, no permite la realización de un evento de esta magnitud e importancia con la presencia de público, aún con un aforo reducido. La resolución es coherente con la posición declarada por la CONMEBOL desde el inicio de la pandemia en el sentido de trabajar por el retorno de las competiciones en el continente, pero con los máximos cuidados.

Publicidad

Por segunda vez en la historia de la Copa Libertadores se resolverá a través de una única final, pero será la primera vez que se haga sin público. Boca Juniors, Santos, Palmeiras y River Plate buscan uno de los lugares en el partido más importante a nivel de clubes en Sudamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here