Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor

Pablo Posada

Publicidad

Nadie puede desconocer la riqueza técnica que maneja el capitán de Independiente Medellín. El zurdo antioqueño es hoy uno de los mejores jugadores del fútbol profesional colombiano y eso lo han reconocido varios referentes de nuestro balompié.

El ‘Pibe’ Valderrama se deshizo en halagos con Andrés Ricaurte e incluisve lo pidió para la Selección Colombia. Para el jugador esto fue muy gratifcante, pero mantuvo los pies en la tierra y con humildad respondió que hay mejores jugadores por delante de él.

Y es que Andrés Ricaurte es un SEÑOR, en todo el sentido de la palabra, tanto adentro como afuera del terreno de juego. En la cancha compite dando todo de sí, leal a su equipo, al contrincante y a la pelota misma.

Todos recuerdan aquel semestre donde Ricaurte era fuertemente criticado por la hinchada del Medellín, y no fue precisamente una crítica constructiva. El mensaje de rechazo por el nivel del 10 sobrepasó el nivel de respeto al asemejarlo con una nevera, pero él no respondió con gestos o insultos. Guardó silencio y con fútbol les limpió la boca a todos aquellos que se ensuciaron con insultos sin sentido.

Su actitud futbolística también la refleja en su vida personal, o al menos lo que deja ver de ella, pues no es mucho lo que da de hablar. A la hora de declarar siempre es sereno, dice lo justo, sin comprometerse ni hablar de más. Sus palabras dejan ver la calidad de persona que es.

El futbolista común vive en una burbuja que lo hace percibir una «realidad» muy diferente a lo que es el planeta de los seres humanos. Son pocos los que salen a criticar el sistema que hoy les da una vida llena de privilegios, y Andrés es uno de esos que son capaces de ponerse en el lugar del otro y superar la nublada fantasía a la que lleva ser profesional en este deporte.

El título de ‘Caballero del fútbol’ es un honor recibido por el gran Andrés Escobar, porque, así como Ricaurte, era un jugador con una exquisitez técnica y un comportamiento intachable dentro y fuera del campo.

Con esto no se quiere decir que Ricaurte iguala o supera lo que hizo el eterno número dos. Esto no se trata de ser el amo y dueño de los títulos, menos cuando hace referencia a una conducta ejemplar para las futuras generaciones.

Andrés Ricaurte no tiene muchos títulos en su espalda, pero el fútbol no solo se trata de ganar. Andrés Ricaurte es el jugador del siglo 21 que representa con categoría los valores del futbolista antioqueño. Andrés Ricaurte es el nuevo caballero del fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here