PSG podía consolidar su título en el compromiso frente al Estrasburgo que terminó 2 – 2 y aplazó su celebración por una fecha más. Sin embargo, en el desarrollo del juego hubo una oportunidad clara de irse adelante que un jugador del mismo equipo terminó sacando en la raya.

Dani Alves habilitó a Nkunku que quedó mano a mano en el área contra el arquero rival. El delantero resolvió bien y picó el balón en dirección al arco; sin embargo, cuando ya la pelota estaba a punto de entrar, apareció Choupo-Moting con espíritu de defensor evitando el gol que les podía haber dado el campeonato.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here