Terminado el clásico paisa los jugadores de Independiente Medellín se fueron al camerino con pocas ganas de explicar las razones por las cuales el equipo fue goleado por Atlético Nacional.

Quien tomó la batuta fue David González, que asumió su rol de líder de vestuario y dio la cara ante los medios de comunicación. El arquero, más que buscar excusas, no tuvo problema en reconocer la superioridad del rival:

Publicidad

«La superioridad fue increíble. Me lo quito el sombrero. Le mando una felicitación al señor Osorio y a su grupo de jugadores. Esto es lo que los equipos en Colombia tiene que hacer, jugar asi, sin miedo. Es el único equipo en Colombia que es capaz de hacer eso y contra un rival de peso como Medellín», aseguró David.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here