Los reclusos de más de diez cárceles de Colombia se amotinaron la noche de este sábado por el hacinamiento y la falta de elementos para prevenir el contagio de coronavirus, la pandemia que tiene aterrorizado al mundo.

Los amotinamientos ocurren en las cárceles Modelo, La Picota y el Buen Pastor, de Bogotá, esta última de mujeres; Pedregal y Bellavista en Antioquia; así como en la de máxima seguridad de Cómbita, en el departamento de Boyacá; en la de Picaleña, en Ibagué, capital del Tolima, y en la de Jamundí (Valle del Cauca), entre otras.

Publicidad

En vídeos grabados por habitantes de barrios vecinos a las distintas cárceles en los que se escucha a los presos gritando «libertad, libertad», y a otros que celebran el haber conseguido fugarse, con ruidos que parecen de disparos al fondo.

MIEDO AL COVID-19

Al parecer, el temor al coronavirus, que ya deja un muerto y 210 contagiados en Colombia, fue el detonante de los motines, que sin embargo se producen en simultánea en varias regiones del país.

El partido de la antigua guerrilla exigió a las autoridades correspondientes «tomar las medidas urgentes para garantizar la vida e integridad de estas personas».

Al respecto, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, aseguró en redes sociales que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec), que se encarga de manejar las cárceles, «está enfrentando el amotinamiento en La Modelo y La Picota».

Añadió que la Secretaría de Seguridad de Bogotá coordina para que la Policía ofrezca refuerzo externo y garantice la seguridad de los barrios vecinos.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here