Los gobiernos de Argentina y Colombia ven en la Copa América no solamente un evento deportivo sino una oportunidad para atraer el turismo y superar diferencias internas en momentos de polarización política y reclamos sociales.

Así lo expresaron este miércoles los ministros de deportes de Colombia, Ernesto Lucena, y de Argentina, Matías Lammens, durante la promoción en Bogotá del torneo que organizarán en conjunto y que se disputará entre el 12 de junio y el 12 de julio próximos.

Publicidad

«Volver a tener la Copa América en Colombia es un sueño, es un sueño para una sociedad que ve el fútbol como un deporte nacional, para una sociedad que cuando rueda el balón por un momento olvida ese conflicto, por un momento olvida esos odios o a veces esa polarización política», dijo Lucena.

El jefe de la cartera de Deporte añadió que desde el momento de la postulación de ambos países «trabajamos en equipo con la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y siempre encontramos en la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) su gran disposición para unir esfuerzos y obtener la sede conjunta y ahora trabajaremos más fuerte por hacer el mejor torneo de la historia».

Entre tanto, el ministro Lammens aseguró que Colombia y Argentina tienen «una historia en común en todo el continente».

«Esta será un Copa que va a unir las diferencias que todos tenemos. Es la gran oportunidad de darnos cuenta que nuestras raíces culturales nos harán fuertes ante el mundo», dijo.

Añadió que la Copa América, el torneo de fútbol de selecciones más antiguo del mundo, es tanto para Argentina como para Colombia una oportunidad «para atraer el turismo», una actividad que se constituye en una fuente de divisas para las dos naciones.

Recordó que en el caso argentino Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero y San Juan serán las sedes y tienen lugares «espectaculares para el turismo», mientras que Colombia también cuenta con varios sitios para mostrar.

«Estos eventos de trascendencia internacional, vistos por millones de personas, son una gran oportunidad para mostrar nuestro país al mundo», desacató Lammens.

Mientras tanto, el representante de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Daniel Cabrera, destacó que el torneo ha superado momentos complejos a lo largo de la historia.

«La Copa América es una competencia legendaria en nuestro continente. Tiene cien años de historia, ha sido disputada en todos los países sudamericanos, en todas las circunstancias imaginables: en épocas de paz y prosperidad, en épocas de conflictos, en climas cálidos, en climas helados, en terrenos altos y en terrenos bajos», aseguró.

En el evento también estuvieron los embajadores de la Copa, el colombiano Mario Alberto Yepes y el argentino Óscar Ruggeri, quienes fueron capitanes de sus selecciones en el torneo.

La edición 47 del torneo de selecciones más antiguo del mundo tendrá a Australia y Catar como invitados.

Serán 38 partidos y el partido inaugural se jugará el próximo 12 de junio en el estadio Monumental de Buenos Aires, mientras la final será el 12 de julio en el Metropolitano de Barranquilla.

El torneo tendrá en la Zona Sur a Argentina, Chile, Paraguay, Bolivia, Uruguay y Australia, mientras que la Norte la conforman Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Venezuela y Catar.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here