Envigado no tuvo un buen comienzo de cuadrangulares ante Deportes Tolima. El conjunto de Alberto Suárez perdió 4-1 en condición de local y los cinco partidos que restan podrían ser una pesadilla para los naranjas. El timonel fue sincero.

Suárez, quien siempre dice las cosas claras, afirmó que la parte emocional pasó factura: “En finales, la diferencia va en el comportamiento. Hoy nos pesó a muchos; equivocaciones puntuales, infantiles y a eso se le suma el estado del campo”.

Publicidad

El entrenador reconoció que “Hoy fue un partido atípico para Envigado. Nos pesó estar en estas instancias, sobre todo el factores individuales. Era normal, pero no de la forma en que se dio. Tolima sacó las charreteras y nosotros tuvimos muy pocos argumentos”.

Para Suárez, la mayor tarea de Envigado es saber cómo afrontar los cinco partidos que faltan en el cuadrangular: “Hicimos muy pocas cosas para evitar los goles. El problema es saber cómo crecemos en estos cinco partidos que faltan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here