La incertidumbre para las futbolistas colombianas es absoluta: hoy ven y escuchan en las noticias cómo se habla de protocolos e iniciativas para el reinicio de la liga masculina, mientras que la realización de su torneo, que incluso antes de la pandemia estuvo en veremos, es un misterio.

«Somos muchas jugadoras que vivimos del fútbol y muchas familias también dependen de lo que trabajemos. Entonces creo que no nos pueden dejar a un lado. Sabemos que cuando hay presupuesto para el masculino hay presupuesto para el femenino«, dice a Efe Carmen Rodallega, mundialista en Alemania 2011 con la selección colombiana.

La lateral de 36 años, campeona de la Copa Libertadores de 2018 con el Atlético Huila, al igual que la mayoría de sus colegas en el país, iba a firmar contrato la última semana de marzo cuando comenzó la cuarentena para combatir el coronavirus y por eso no lo pudo hacer y por tanto no está devengando salario.

«No pudimos entrenarnos ni ir a la sede del club a firmar el contrato. Fue algo duro porque sabíamos que si hubiéramos firmado estaríamos mejor. Pero bueno, fue algo que pasó, lo tuvimos que asumir y esperamos que cuando podamos reiniciar entrenamientos podamos firmar.

Sé que de pronto muchas jugadoras están en una situación que es más crítica y esto nos compete a todos. No solamente las jugadoras nos hemos visto afectadas, sino también las personas que hacen parte del medio del fútbol, como entrenadores de escuelas de formación, que deben tener una afectación muy compleja».

Publicidad

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) denunció a comienzos de abril que de los 18 equipos que tienen previsto participar en la liga femenina de 2020 solo cuatro (América de Cali, Atlético Nacional, Independiente Santa Fe y Junior) «arrancaron sus labores con un contrato en firme».

Pese a ello, la Acolfutpro lamentó que «un porcentaje considerable (de contratos) se firmaron por un salario mínimo«, que hoy en Colombia es de 877.803 pesos mensuales.

En su defensa, el presidente del Atlético Nacional, Juan David Pérez, dijo en Instagram Live que el club ha hecho «un esfuerzo importante por mantener el proyecto, por tratar de cumplirles también a nuestras jugadoras profesionales porque de eso se trata, no es solamente el equipo masculino».

Por su parte, el gerente deportivo de Independiente Medellín, Juan Bernardo Valencia, manifestó que ya tiene listo el convenio con el club Formas Íntimas para continuar colaborando pero el tema está en veremos porque la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) aún no decide qué pasará con la liga femenina.

«Hay mucha incertidumbre en temas como cuándo se va a jugar, cómo se va a jugar, cómo serán nuestros contratos, cómo serán nuestros salarios, si van a bajar, a mantenerse o a subir. Sencillamente estamos a la espera, entrenándonos en casa, con esperanza de que en septiembre o diciembre se pueda realizar la liga«, asegura a Efe, la guardameta Sandra Sepúlveda, compañera de Rodallega en el Mundial 2011 y que también estuvo en la copa de Canadá 2015.

En opinión de Sepúlveda, la lejanía entre las estrellas de la selección masculina y las de la femenina obedece a que nunca han estado cerca, ni conocen la historia de sus compañeras.

«Si a ellos les ha tocado luchar y les ha tocado difícil, a nosotras nos ha tocado el doble. Ellos no saben qué tan difícil ha sido para nosotras. En el autobús del fútbol femenino se monta el que quiere, el que quiere aportar, el que quiere ayudar, el que quiere verlo crecer«, concluye.

Recordemos que Óscar Córdoba también se había pronunciado sobre este tema, asegurando que se siente decepcionado por la actitud de los referentes de la Selección Colombia:

«Me duele que jugadores como Falcao, como James, como Mina, nunca se pronuncian con relación a nuestro fútbol femenino, eso me duele mucho. Ellos son referentes y le pueden marcar el camino a mucha gente que todavía no se decide»

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here