El delantero argentino se refirió a los hechos en donde un hincha de Independiente Medellín lo increpó cuando caminaba por la calles de la ciudad, junto a su esposa y su hijo recién nacido. “Fue acontecimiento aleatorio que no va a machar lo que yo veo y lo que siento aquí”, aseguró Barcos.

Además, el jugador afirmó que nunca tuvo la intención de faltarle el respeto al Rojo antioqueño y mucho menos a su compatriota. “Primero no sabía que Cano estaba en Medellín; segundo, no sabía que Medellín había salido segundo y que Cano había hecho 20 goles. Nunca le faltaría el respeto a un rival y menos a un club como Medellín”.

Las aclaraciones de Barcos se deben  a que el día de su presentación había dicho que “prefería hacer tres goles y ser campeón, y no hacer 20 y ser segundo”. Esta declaración hacía referencia a la importancia de ser goleador del club.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here