Mucha polémica tuvo la victoria 1 – 0 de América ante Deportivo Cali en la tercera fecha de cuadrangulares, pues el único tanto del partido llegó por medio de un dudoso penal.

Sin embargo, Carlos Betancur, árbitro del compromiso, decretó el roce entre Wallens y Duván Vergara como penalty, para que luego el goleador Michael Rangel lo convirtiera en gol.

Publicidad

Pero ahí no terminó el drama. El número 9 corrió hasta el banquillo de Deportivo Cali para estirar su camisa y gritar el tanto frente a todos los suplentes y cuerpo técnico del azucarero, lo que provocó un reacción inmediata en el rival.

Ante eso, el conjunto verde del Valle se pronunció en sus redes sociales como una falta de respeto y además un acto en contra del reglamento que merecía expulsión.

Además, Cali también difundió un boletín en donde comunica que «UNA VEZ MÁS» fue perjudicado por las decisiones arbitrales dentro del terreno de juego.

Imagen

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here