Durante el encuentro entre Holanda y Estonia por las eliminatorias a la Eurocopa se vivió un momento especial, Georgino Wijnaldum y Frenkie De Jong decidieron enviar al mundo un mensaje antirracista en la celebración de un gol.

Los jugadores decidieron pararse frente a la cámara y mostrar la evidente diferencia entre el color de sus brazos, todo con la intención de demostrar la igualdad entre razas en todos los aspectos de la vida.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here