Estudiantes de La Plata inauguró su nuevo estadio, el Jorge Luis Hirschi, del cual habían tenido que salir hace más de 14 años por fallos estructurales que obligaron a su clausura.

El recinto, ubicado en la calle 1 y 57 vivió su reapertura bajo una fiesta llena de música, fuegos artificiales y fútbol, sin embargo, la sorpresa de la noche llegó cuando un león en llamas apareció en una de las esquinas del estadio y se paseó sobre las tribunas mientras rugía con fuerza.

Publicidad

El espectáculo simbolizado por la mascota del club buscaba mostrar el renacer de la casa ‘pincharrata’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here