Este domingo culminó la Serie A de Italia y también el ciclo de Daniele De Rossi con el club con el que compartió un amor durante 18 años. Frente al Parma, y después de sonar el pitazo final, el capitán e ídolo romano, alzó las manos y dio vueltas para despedirse del público que lo vio crecer, equivocarse, triunfar y convertirse en héroe.

Fue el final de una vinculación contractual pero no del amor que durará para siempre. De Rossi no dejará el fútbol profesional y buscará nuevos horizontes que lo lleven a triunfar por fuera de Italia.

Publicidad

La Roma compartió en las redes sociales un emotivo video sobre la despedida de Daniele De Rossi, que tal vez no es un adiós para siempre, será un hasta luego, porque el capitán quiere llegar a ser, algún día, el estratega del club.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here