En el camerino de Boca se promovió una dinámica para liberar las energías entre el grupo y mejorar la relación. Todos salieron a decir aquellas cosas que les no les gustaba y habían callado.

Carlos Tévez, por ejemplo, “pidió perdón delante del grupo”, sobre todo por sus palabras a Guillermo Barros Schelotto y Mauro Zarate tras perder la final de Libertadores con River, relató Wanchope Ábila para el medio ‘Olé’ de Argentina.

Publicidad

Rionegro Águilas jugará su primer partido en Copa Sudamericana

Prográmese para la primera jornada de la fecha FIFA

Sebastián Villa fue otro de los que se refirió a sus compañeros, y según la versión de Ábila, el colombiano pidió “más paciencia”. «En la reunión que tuvimos, dimos la posibilidad de que cada uno exprese las cosas que no lo hacen sentir cómodo. Él dijo: ‘Quiero me hablen mejor”, aseguró Wanchope.

«A Cristian (Pavón) lo putean y no le pasa nada. A él hay que hablarle de otra manera«, agregó haciendo referencia a la diferencia que hay entre ambos extremos de Boca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here