La decisión de los jugadores de la Selección de Chile de no jugar los compromisos amistosos de esta fecha FIFA no fue tomada de buena manera por parte de Reinaldo Rueda. El estratega colombiano, si bien aceptó la decisión de sus jugadores, no quedó conforme al tener que dejar de trabajar.

«Si yo vengo a trabajar en fútbol y no hay fútbol, me tengo que ir. La gran pregunta es saber cuándo se va a normalizar la situación. Si la materia prima, el talento humano que son los jugadores no están, por uno u otro factor, el espíritu de estar acá se pierde y mi presencia se hace innecesaria»

Publicidad

Rueda hizo énfasis en que la situación futbolística pasa a un segundo plano ante lo que sucede en las calles del país austral: «todos hemos vivido lo que han sido estos 26 días de conflicto y problemática, y considero que lo de hoy es secundario a todo lo que se está viendo en el país. La gente que ha perdido a sus hijos, hermanos, etc. Eso es lo más lamentable y lo que nos puede estar preocupando a todos. A veces somos muy superficiales en dimensionar una situación».

Sobre su futuro, el técnico vallecaucano no se atrevió a decir si permanecía en el cargo, pues la situación es tan tensa que no sabe lo que pueda pasar y si pueda seguir haciendo su trabajo:

«Da mucha tristeza. Se calienta uno porque si algo que lo motivó a uno a venir acá fue todo el desarrollo, todo lo que mostraba Chile como país y sociedad futbolística, pero este momento hay que vivirlo y afrontarlo, pero de acá a marzo no se sabe qué podrá pasar, porque ni los mismos jugadores lo saben».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here