La construcción de esta mega obra, el Metro o tren ligero de la carrera 80, será el segundo proyecto de importancia pública más grande en la historia de la ciudad después del Metro.  Esta impactará a más de un millón de personas en 8 comunas y 43 barrios, por lo que su planeación financiera duró alrededor de tres años, así lo explico Federico Gutiérrez.

El proyecto ya radicado ante el Gobierno Nacional, está incluido en el Plan de Desarrollo, a la espera de que el Consejo Nacional de Política Económica y Social  (Conpes ) defina los recursos y lleguen a Medellín.

Publicidad

Por medio de vigencias futuras a diez años, el Gobierno Nacional deberá girar en los primeros cuatro años, pagos por $260 mil millones, y en los seis restantes, $300 mil millones anuales; por su parte, el municipio comprometerá a 15 años recursos hasta por  $ 60 mil millones anuales.

El punto de partida de la construcción de este proyecto será por parte de la Alcaldía con los $200 mil millones, que tiene en reserva por la venta de Isagén, los cuales serán destinados para construir los intercambios viales de Colombia y San Juan.

Cuando esté en funcionamiento tendrá una demanda estimada de 200 mil pasajeros, cuatro estaciones y 16 paradas distribuidas en 13,5 kilómetros a lo largo de la carrera 80 entre las estaciones Aguacatala y Caribe.

Finalmente este tren ligero consolida el plan maestro de movilidad de la ciudad: Metro, Metrocables, tranvía, Metroplús, ciclorrutas, andenes y corredores ecológicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here