Luego de 15 años la FIFA ha decidido hacer un cambio severo en el código disciplinario, en especial para castigar aquellos casos donde se presentan situaciones de discriminación, con el fin de acabar las situaciones de racismo dentro de los estadios de fútbol.

Ahora un insulto dentro del escenario deportivo, tanto en las gradas como en el terreno de jugo, podría causar la pérdida de puntos. Los dirigentes establecieron que ante cualquier incidente discriminatorio el árbitro tendrá la potestad de dar por finalizado el compromiso.

Publicidad

«Como regla general, un partido se pierde automaticamente si el árbitro decidide abandonarlo después de haber aplicado el procedimiento de de tres pasos para incidentes discriminatorios: ya sea por raza, color de piel, origen étnico, nacional o social, género, discapacidad, orientación sexual, idioma, religión, opinión política, riqueza, nacimiento o cualquier otra razón».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here