Una vez más Liverpool demostró porqué es un grande e histórico de Europa. El conjunto de Anfield volvió a protagonizar la hazaña de remontar un 3-0, como lo había hecho en 2005 en el famoso milagro de Estambul, donde le volteó al Milán una final que parecía perdida. 

Desde el inicio del partido los ‘Reds’ salieron por todo, al minuto 7, Origi marcó el primero para comenzar la ilusionar a sus aficionados, pero no fue sino hasta el segundo tiempo, cuando en dos minutos (54 y 56) Wijnaldum anotó el doblete que igualaría la serie.

Publicidad

Origi fue el encargado de coronar la obra, pues a los 79’ y aprovechando una increíble desconcentración defensiva del Barcelona, recibió un pase de Trend Arnold, que se avivó en el tiro de esquina y puso a la hinchada roja a celebrar.

Ahora Liverpool espera rival para la final en Madrid, este se conocerá el miércoles 8 de mayo, cuando Ajax reciba a Tottenham en Ámsterdam. Los holandeses tienen la ventaja en la serie por el 1-0 a favor que lograron en Inglaterra. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here