Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor

Paulo Autuori decía constantemente: «Fútbol es vida». Cobra mucho más sentido esta frase cuando en la cotidianidad hablamos de la famosa Ley de Murphy, esa que reza así: «Si algo malo puede pasar, pasará». Y es que Nacional hoy es claro reflejo de lo anterior, esa zona de defensores por izquierda ha sido un dolor de cabeza constante.

Publicidad

El semestre comenzó mal, en este aspecto, cuando de una manera que aún no se esclarece, Nicolás Hernández se fue a Independiente Santa Fe sin hablar con Juan Carlos Osorio. Se entendió como que su partida obedeció a decisiones de fuerza mayor de las altas esferas verdolagas. El caso es que no se reemplazó y ese jugador hace falta, basta con ver a Daniel Muñoz tratando de jugar en ese puesto, como en Montería.

Daniel Muñoz, si bien ha sido el más superlativo de las contrataciones por su maleabilidad, capacidad de adaptación y polivalencia, es un jugador joven, lleva tan solo 35 sesiones de entrenamiento en esta metodología, cuatro compromisos oficiales y es demasiada información para interiorizar tres posiciones en tan corto tiempo. Juan Carlos Osorio explicó que fue la imperiosa necesidad la que lo obligó a tomar esa decisión porque Henríquez estaba lesionado y Cabal en Selección Colombia Sub-18, hacía falta otro defensor de perfil zurdo.

Opciones claras como central por izquierda con perfil izquierdo, solamente tiene a Alexis Henríquez, Juan David Cabal también puede cumplir con esa posición, pero no es su puesto natural. El 2019 del capitán no ha sido el mejor ha tenido mala suerte con las lesiones y no es con el ánimo de retirarlo, pero la parte física a su edad le ha pasado factura, no es un secreto y él mismo es consciente.

Alexis Estupiñan es un muchacho de 18 años, sin minutos profesionales que ha sido acercado al primer equipo, es central y es zurdo, pero así el ‘profe’ lo tenga muy bien considerado es otra apuesta y en defensa ya hay tres muy claras que son Moya, Reyes y Cabal; es más importante terminar de consolidar esos que seguir poniendo juveniles desmedidamente. Nicolás Hernández era un caso ideal porque ya tenía varios partidos, era joven y podía ir de a poco aprovechando las oportunidades siendo un jugador más confiable.

La decisión de Juan Carlos Osorio de ver a Daniel Bocanegra como un volante central vinculador de juego en primera opción, reduce también el número de zagueros, además de que en los ultimos meses Bocanegra ha venido presentando diversos problemas musculares que lo han dejado por fuera de algunos juegos.

No es culpable Juan Carlos Osorio de que Juan David Cabal sea convocado la misma semana que Henríquez se lesiona, tampoco es culpable de que Nicolás Hernández se vaya de la manera que se fue, pero la presencia de un defensor central de perfil izquierdo le podría evitar muchas desventajas a la hora de competir como la desnaturalización de Daniel Muñoz o poner a Moya con Reyes siendo tan jóvenes y con esto acarreando errores propios de su inexperiencia, sin duda Nacional necesita un defensor central.

Juan Camilo Villa Múnera – @juanvillamunera



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here