Mientras en el estadio Maracaná de Rio de Janeiro, Brasil se coronó campeón de la Copa América, a 8.523 kilómetros de distancia y tres horas después del titulo carioca, se jugó la final de la Copa de Oro entre México y Estados Unidos.

En el estadio Soldier Field de Chicago y frente a 62 mil espectadores se jugó el compromiso más importante de naciones de la Concacaf y dentro del campo no quedó duda de ello. Fue un encuentro cerrado, donde Estados Unidos controló el balón y buscó las oportunidades de gol durante el primer tiempo. México por su parte sufrió, aguantó y supo sostener el empate durante la primera mitad.

Publicidad

En el segundo tiempo, los dirigidos por Gerardo ‘Tata’ Martino salieron al campo con otra mentalidad donde buscaron abrir espacios para abrir el marcador, pero los intentos fueron fallidos hasta el minuto 73, cuando Raúl Jiménez recibió el balón y se lo entregó a Jonathan Dos Santos, quien con la parte interna de su pierna izquierda, la mando a guardar dentro del arco.

Con este tanto, México se coronó, por onceava vez, campeón de la Copa de Oro y para su entrenador, el argentino ‘Tata’ Martino fue el primero a nivel de selecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here