Manchester City ganó su clásico ante el Manchester United en Old Trafford con un marcador de 2-0. Los dirigidos por Guardiola superaron en menos de cinco días las últimas dos grandes pruebas que ponían en riesgo su título, pues el pasado sábado 20 de abril había vencido al Tottenham, mismo rival que lo eliminó de la Champions.

Si bien todavía tienen al Liverpool a un solo punto de distancia, el fixture que le resta a los ciudadanos no debería ser problema, pues le queda enfrentarse con Burnley, Leicester y Brighton, todos estos equipos muy inferiores, al menos en el papel, al millonario club celeste, además jugarán la final de la FA Cup ante el Watford, otro torneo que no debería escapársele.

Publicidad

Por su parte, Liverpool, que también tiene rivales accesibles en los tres partidos que restan de la liga; se verá las caras con Huddersfield, Newcastle y Wolves, pero tendrá que esperar algún fallo del City si quiere consagrarse campeón. Los de Klopp además tienen que jugar las semifinales de Champions League contra el Barcelona. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here