Raul Loaiza partió en enero de Atlético Nacional hacia el barrio de Boedo en Buenos Aires, Argentina para ponerse la camisa azulgrana de San Lorenzo de Almagro y hacer parte del proyecto que ya ha terminado de Jorge Almiron.

El cartagenero llegó como un jugador de bajo perfil a las filas del ‘cuervo’ y poco a poco con actuaciones destacadas se ganó el cariño de esa afición y salió ovacionado del Nuevo Gasómetro y haciendo que San Lorenzo anunciara con anticipación que estaban con toda la intención de hacer uso de la opción de compra por 800.000 dólares a un préstamo por 6 meses.

Publicidad

El jugador que llegó en el segundo semestre de 2017 precedido de Patriotas a un Nacional que comandaba Juan Manuel Lillo y en el que no tuvo mayor continuidad. En 2018 se vio opacado por Jorman Campuzano y prácticamente no pudo jugar, pese a que era del gusto de Jorge Almiron, por eso lo lleva a San Lorenzo.

Loaiza hoy hace parte de la lista de los 40 preseleccionados para la Copa América que se anunciaron ayer, es referente y seguro continuará en el equipo de Boedo. En Nacional nunca pudo demostrar lo mejor de su fútbol y queda entonces la duda si fue por falta de oportunidades o el jugador no se adaptó de todos modos vender un jugador «de Selección» por 800.000 dólares es casi regalarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here