Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor

Es de público conocimiento que Atlético Nacional no estaba a gusto con la designación arbitral para el partido ante Deportes Tolima que terminó en derrota 1-0 con decisiones del central que terminaron perjudicando al equipo ‘paisa’ como ya ha sucedido en anteriores ocasiones por parte del señor Carlos Ortega del departamento de Bolivar.

Publicidad

El primer episodio fue en 2018 ante Leones en Ditaires por la última fecha del todos contra todos donde pitó una mano que para la dirigencia Nacional no era sancionable por la imposibilidad de quitar la mano del jugador Juan Pablo Ramirez. Con este empate 2-2 Nacional quedó eliminado en esa liga.

Cortesía WIN Sports

A raíz de los sucedido contra Leones, Nacional solicitó ante Santa Fe en la última fecha del todos contra todos del primer semestre del 2019 que este árbitro le fuera sustituido, petición que fue denegada y el juez volvió a cometer un error que terminaría en gol del rival. La pelota se desbordó claramente. Era saque de meta y Ortega no pitó nada.

Finalmente en el reciente compromiso por la fecha 2 de los cuadrangulares finales de la Liga Águila-II 2019, Nacional cae derrotado ante Tolima 1-0 con un gol de Alex Castro precedido de una infracción cometida por Nilson Castrillón sobre Juan David Cabal, colgándose del jugador en una disputa aérea.

Cerca del término del partido se produce otra acción dentro del área del Tolima que debió haber sido sancionada como mano de Nilson Castrillón, el mismo de la falta a Cabal, y penal a favor de Nacional, pero Carlos Ortega hizo caso omiso.

No existe una sola prueba de que este árbitro tenga alguna influencia externa o tenga razones para perjudicar a Nacional. Lo único que se puede afirmar es que siempre en los partidos más importantes de Nacional en Liga Águila de los últimos tres semestres, cuando el verde se jugó cosas importantes, él fue designado, se equivocó en contra del equipo antioqueño y sus decisiones influyeron directamente en el marcador.

Queda en manos de la Dimayor revisar esta «curiosa» situación y no cabe duda que la implementación del VAR en Colombia dará claridad en determinaciones que se dejan en silencio y pasan al olvido.

Por: Juan Camilo Villa – @juanvillamunera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here