El regreso de Vladimir Hernández ante Junior de Barranquilla fue una sorpresa para todo el entorno de Atlético Nacional. La lesión muscular en el recto anterior del cuádriceps derecho se pretendía que lo iba a sacar hasta principios de diciembre, sin embargo, dos semanas antes de lo previsto, se le vio en los terrenos de juego.

En el Atanasio se le vio con dinámica, como si estuviera en su 100%, pero en Barranquilla el rendimiento de Vladimir bajó notablemente y se empezó a especular con una recaída en su lesión.

Publicidad

Este viernes el jugador le expresó a Juan Carlos Osorio no sentirse bien, pues tenía molestias en la misma zona donde había sufrido la lesión reciente, por lo que el técnico decidió mandarlo para el centro de alto rendimiento a que hiciera trabajos diferenciados y descartarlo de manera definitiva para el duelo ante Deportes Tolima.

Ahora se esperará la evolución que tenga el jugador en estos días para saber si lo tienen en cuenta para el viaje a Cúcuta, pero todo indica que Vladimir volvería a los terrenos de juegos para el 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here