Tras haber despedido a Mauricio Pochettino, las directivas del Tottenham, un día después, anunciaron la contratación del portugués José Mourinho. El entrenador luso, que se encontraba sin trabajo, firmó por cuatro temporadas en el equipo londinense.

La polémica se despertó cuando un diario inglés recordó las palabras de Mourinho en una rueda de prensa del 2015, cuando era entrenador del Chelsea: «nunca dirigiría al Tottenham. No podría. Amo demasiado a los hinchas del Chelsea«.

Publicidad

Y no solo el entrenador tuvo palabras en contra del que ahora es su equipo. En 2017, cuando ganó la final de Uefa Europa League con el Manchester United, Mourinho aseguró que su plan para ganar el partido era hacer Davinson Sánchez saliera jugando, pues era el central con problemas.

«Quisimos crear inestabilidad y para ello dejamos que crearan juego pero bloqueamos la salida del central derecho (De Light) para que lo hiciera el izquierdo (Davinson Sánchez) que tenía más problemas. En el centro del campo, bloqueamos el juego y forzamos a Sánchez a jugar en largo. Nosotros éramos más altos y dominábamos el juego aéreo.«

Imagen

Ahora Mou tendrá a Davinson Sánchez como uno de sus dirigidos y habrá que esperar si potencia sus capacidades o definitivamente no lo convence su estilo de juego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here