En el minuto 68 de juego, Juan Carlos Osorio decidió mandar al terreno de juego a Hernán Barcos, con la idea de que fuera el finalizador de las jugadas para llegar al empate ante Deportes Tolima, sin embargo, el argentino no fue la solución del encuentro.

Barcos, en los 26 minutos que estuvo en cancha, no hizo del hombre de referencia en el área, en su lugar, iba continuamente a los costados para generar fútbol desde allí e impedir las salidas de los lateral del Tolima.

Publicidad

En una de esas acciones donde disputaba el balón frente Danovis Bangero, Barcos llegó primero a la pelota y luego golpeó el pie del defensor ‘Pijao’, producto del movimiento de ambos jugadores de ir con la pierna a media altura, pero el juez Carlos Ortega consideró que fue una acción de juego peligroso y castigó al argentino con tarjeta amarilla.

Esta tarjeta significó la cuarta amonestación para Hernán Barcos en la actual Liga Águila, por lo que una más lo hará de perderse el juego subsiguiente.

Si Barcos ve la amarilla este domingo ante Junior de Barranquilla y el duelo de la cuarta fecha es programado para el miércoles, el argentino podría estar, pues la convocatoria de Aldair Quintana lo habilitaría, pero si el juego se establece para el jueves, el delantero tendría que quedarse en la capital antioqueña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here