Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor

Por: DOM

Publicidad

«Arriba el aplauso, se vienen las poderosas», mencionó la voz del Estadio a las 8 en punto de la noche. Las gradas soltaron un sonido ensordecedor y los extintores explotaron en una lluvia de colores mientras el equipo profesional masculino les hacía calle de honor a las protagonistas de la noche.

Después de esto hay poco para reprochar y mucho para seguir creciendo. Ojalá, luego de esto, no haya lugar para discusiones que involucren la desigualdad de género con el fútbol femenino, porque lo de ayer fue un show excepcional, de parafernalia y fútbol.

La expresión de las chicas que vestían la casaca roja y azul mientras cantaban el himno lo dijo todo. Unas apretaban los ojos y los puños al mismo tiempo y otras no podían parar de sonreír, mientras se miraban las unas a las otras.

No importa el marcador ni quien se llevó la copa. Lo que vale, y debemos sentirnos orgullosos por eso, es que Medellín -nuestra ciudad- llenó el Atanasio, alentó los 90 minutos y soportó la lluvia solo para ver fútbol femenino, que es bueno, emocionante y de nivel.

Este es un camino que apenas inicia y a las ‘poderosas’ les sobra talento para volver a estar en estas instancias. Por el momento nos vamos sonriendo porque sabemos que en la próxima final no va a caber un alma en el Estadio.

3 Comentarios

  1. LOS GOLES QUE HIZO MEDELLIN EN CALI NO TIENEN PERDON LO PRIMERO QUE DEBE TENER BUENO UN EQUIPO ES EL ARQUERO MEDELLIN FUE SUPERIOR AQUI Y ALLA AMERICA GANO¨´
    POR LOS REGALITOS QUE LE LLEVARON A CALI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here