La idea es unir la infraestructura de mensajería de las aplicaciones.

Cada aplicación continuaría operando de manera independiente, pero la infraestructura de mensajería subyacente se unificaría.

Publicidad

Al integrar la infraestructura de las aplicaciones, Mark Zuckerberg tiene como objetivo mantener a los miles de millones de usuarios de la red social activos dentro de su ecosistema.

La idea es que el usuario siga teniendo aplicaciones distintas para cada uno de los servicios, es decir, cada una con su propio acceso en el teléfono móvil o el ordenador, pero una vez dentro de la aplicación, se podrá interactuar con usuarios de otra plataforma.

Por ejemplo, un usuario de WhatsApp podría enviar un mensaje a uno de Instagram o Messenger sin cambiar de aplicación y viceversa.

Facebook todavía se encuentra en «la primera fase» del proyecto, y se espera completar en finales de 2019 o inicios del próximo año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here