En un encuentro muy disputado, que se prolongó hasta la vía de los penales, pasando los 30 minutos de tiempo extra, Liverpool se coronó campeón de la Supercopa de Europa venciendo a Chelsea con un marcador de 5-4, tras haber empatado a dos en el tiempo regular.

Chelsea pegó primero, al minuto 36, Giroud puso el 1-0 para los «blues», sin embargo, Liverpool no se iba a quedar atrás y apenas a los tres minutos de comenzar el segundo tiempo y gracias al gol de Sadio Mané, emparejó todo.

Adrián fue el héroe del Liverpool
Publicidad

Así se acabaron los primeros 90 minutos, en el tiempo extra los «reds» salieron a buscar el partido y nuevamente Mané, y otra vez luego de un pase de Firmino, puso el 2-1. Esta vez fue Chelsea quien no quiso darse por vencido, y al minuto 101, Jorginho se hizo de cargo de un penal y marcó el 2-2 definitivo para obligar a ir a la definición por la vía de los doce pasos.

En la tanda final los primeros nueve cobradores anotaron, cinco de ellos para el Liverpool, fue el último del Chelsea, Tammy Abraham, quien iba a fallar su penal con un disparo al centro que atajó Adrián, arquero del Liverpool. De esta forma los de Anfield suman su cuarta Supercopa, mientras que los de Stanford Bridge se quedan con una, la conseguida ante el Real Madrid en 1998.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here