La presa comenzó a operar a las 8:01 p.m. del pasado viernes con tres de sus cuatro compuertas.

Se prevé que el flujo de agua se incrementará a una tasa aproximada de ocho metros cúbicos por hora durante las próximas 72 horas. El vertedero inició su funcionamiento cuando el embalse alcanzó la cota 401 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Con el embalse del proyecto vertiendo, el río Cauca recuperará su caudal para una temporada seca como la actual, disminuido tras el cierre de la segunda compuerta de la casa de máquinas el pasado 5 de febrero, una decisión adoptada para proteger a las comunidades ubicadas aguas abajo de la presa.

Aunque el inicio del vertimiento no representa riesgo para las comunidades, el caudal del río irá aumentando paulatinamente y de forma controlada aguas abajo del proyecto, por lo que es importante que quienes vivan o se encuentren este fin de semana en las riberas del Cauca, presten especial atención a las autoridades y sigan las recomendaciones.

No ingresar al río; evitar el barequeo, la pesca y el transporte por el fluvial; mantenerse informado con los medios locales, y organizar un punto de encuentro con las familias son algunas de las sugerencias que hizo EPM. Además, se dispuso la línea de atención 018000413825 para atender cualquier inquietud.