El Túnel de Oriente, que con 8,2 kilómetros de longitud se convirtió en el túnel vial más largo en operación en América Latina, fue inaugurado este jueves por el presidente colombiano, Iván Duque, quien se encargó de encabezar el primer recorrido. 

La megaobra, denominada Conexión Vial Aburrá Oriente-Túnel de Oriente, conecta al Área Metropolitana del Valle de Aburrá con el Valle de San Nicolás, dos regiones estratégicas del departamento.

Publicidad

“Esta es una obra emblemática que muestra lo mejor de nuestra ingeniería y de nuestra capacidad creativa”, expresó Duque en la ceremonia de inauguración, en la que destacó la unión entre el sector privado y público para la consecución de la obra que costó cerca de un billón de pesos (unos 288 millones de dólares de hoy).

La obra fue construida por la concesión vial Túnel de Oriente, compuesta por 74 empresas. En total fueron cuatro años de excavación de 17.376 metros de montaña para recortar el tiempo de circulación desde Medellín hasta el aeropuerto internacional José María Córdova de 45 minutos a 18 minutos. 

Duque, conduciendo uno de los vehículos, encabezó una caravana que estrenó oficialmente la vía con la participación de carros antiguos que recorrieron el proyecto que contempla la construcción de 22,3 kilómetros, entre túneles, viaductos e intercambios viales. 

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, calificó como un “proyecto revolucionario” y dijo sentirse “orgulloso” de esta obra y de entregarle a Antioquia y a Colombia un “nuevo símbolo de la movilidad y la ingeniería. Este tipo de obras nos sacan de la pobreza, aumentan la calidad de vida y mejoran las condiciones económicas”, cerró Pérez.

Según las proyecciones del secretario de infraestructura de Antioquia, Gilberto Quintero, por este proyecto “transitarán unos 16.000 vehículos al día”, además permitirá el crecimiento industrial, comercial y turístico. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here