Nunca se imaginó llegar a dónde se encuentra ahora, pero la promesa  de regalarle una casa a su madre mantuvo latente la convicción de ser un futbolista profesional. Tuvo una infancia complicada, en la casa apenas había lo necesario para alimentarlo a él y a sus tres hermanos, pero jamás se acomplejó ante las situaciones adversas.

Sebastián Gómez dejó entrar a una parte de su vida personal y contó cómo fueron sus inicios en la carrera futbolística, que emprendió desde los 14 años. 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here