No fue una tarde para el recuerdo en Independiente Medellín. Algún equipo le iba a dar oxígeno al crítico Santa Fe y justamente fue el rojo paisa quien perdió 2 – 0 en Bogotá.

Ahora se habla de crisis tras cuatro derrotas consecutivas por Liga y, para acabar de ajustar, llega al clásico en el puesto 15 contra un rival que lo goleó la última vez que se encontraron.

Publicidad

Pero además del marcador, hubo un hecho que llamó la atención al interior del Estadio. Didier Delgado recibió una roja por una actitud infantil y su rabia la trasladó a la zona mixta, donde quebró uno de los vidrios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here