Hablar de David González es tocar las fibras de Indpendiente Medellín. El arquero es líder tanto adentro como afuera de la cancha. Le ha tocado vivir los mejores momentos en la historia del club y otras situaciones no tan gratas, como fue este primer semestre del 2019.

Para David, el colectivo nunca funcionó de la manera correcta, pues siempre se dependía de las individualidades, y haber salido del técnico ecuatoriano fue una «válvula de escape» para que el equipo mostrara una cara diferente a la que vio en las primeras fechas.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here