En Bogotá una empanada le puede costar desde $1.000 hasta $4.000, pero a un joven universitario que compró en un puesto ambulante le valió 834 mil pesos tras recibir una comparendo por parte de la Policía.

Él no fue el único que recibió la multa, tres clientes más y la vendedora, por incumplir la ley “Propiciar la ocupación indebida del espacio público”, según dice el parágrafo 10 del Artículo 92 del Código Nacional de Policía.

El joven habló a los medios donde expresó que se siente preocupado por que sus ingresos no le dan para pagar dicha multa. “En ese momento sí cometí un error comprando a un vendedor ambulante, pero también yo tenía la buena fe […] que ese vendedor tenía los permisos para ejercer la venta ahí”.

Sin embargo, ya se acercó a una estación de policía y expuso su caso en busca de algún tipo de negociación. Por lo pronto le toca esperar a que se realice una audiencia que definirá si debe, o no, pagar el monto de la sanción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here